Archivo de la etiqueta: Mentalismo

Sorteamos dos entradas para la conferencia de mentalismo de Banachek

Desde LaMagia.com Sorteamos una entrada para asistir a la conferencia de Mentalismo que Banachek realizará en AsDeMagia el próximo miércoles 17 de septiembre  a las 22h.

Banachek ha escrito libros sobre mentalismo, como Psychological Subtleties y ha inventado varios efectos de magia y mentalismo.

Ha colaborado con Penn & TellerDavid BlaineLance BurtonJames Randi y Criss Angel.

Banachek también es conocido por haber engañado a los científicos de la Universidad de Washington, haciéndoles creer que sus habilidades psíquicas eran reales.

¿Como conseguir la entrada?
Muy fácil, sortearemos las entradas entre los 20 usuarios que aparezcan como ‘Top colaboradores del mes‘ en LaMagia.com el lunes 15 de septiembre a las 22h.

top colaboradores lamagia.com

Nota importante: Para optar al premio es necesario:

  1. Ser fan de LaMagia en facebook
  2. Compartir este post en tu facebook

¿Como aparecer en los Top Colaboradores?
Aquí te explicamos como

¿Todavía no tienes acceso a LaMagia?
Aquí te damos algunas pistas.

Los “Top colaboradores de la semana” son los usuarios que más puntos han obtenido en los últimos 7 días (no se corresponde con la semana natural)

Sorteamos 2 entradas dobles para el espectáculo de mentalismo “Ouija House”

 Sorteamos DOS ENTRADAS DOBLES para el estreno del espectáculo de mentalismo “Ouija House” entre los usuarios que compartan un post que hemos publicado en facebook.

 

cartel ouija

Toda la info del show aquí

El espectáculo es este domingo a las 19h y el sorteo el sábado por la tarde.

 

Sorteamos 3 entradas dobles para “Solo Talman el mentalista”

Sorteamos tres entradas dobles para asistir al espectáculo “Solo Talman el mentalista” que realizará en el Teatro Cofidis.

¿Como conseguir las entradas?

  1. Compartir esta imagen en tu facebook
  2. Ser uno de los 20 usuarios ‘Top colaboradores del MES‘  en LaMagia.com top colaboradores lamagia.com
  3. Ser fan de LaMagia en facebook

El ganador se llevará las 2 entradas, para que pueda ir acompañado 😉

¿Cuantas entradas sorteais y cuando?
 Sorteamos una entrada doble para cada uno de los espectáculos:

El 16 abril sortearemos 1 entrada doble para el espectáculo del día 18 de Abril
El 28 mayo sortearemos 1 entrada doble para el espectáculo del día 30 de mayo
El 4 de junio sortearemos 1 entrada doble para el espectáculo del día 6 de Junio

¿Como aparecer en los Top Colaboradores?
Aquí te explicamos como

¿Todavía no tienes acceso a LaMagia?
Aquí te damos algunas pistas.

Los “Top colaboradores del mes” son los usuarios que más puntos han obtenido en los últimos 30 días (no se corresponde con la semana natural)

Luís Pardo. El psichomago “Hypnos. La otra realidad” – Crónica

Sala Muntaner. Barcelona. Enero 2014.

Luis Pardo - Hypnosis

La combinación Luis Pardo e hipnosis es todo un éxito en Barcelona. Desde el 19 de septiembre 2013 Luis Pardo,  está llenando la Sala Muntaner de Barcelona ¡Enhorabuena!

El espectáculo está dedicado totalmente a la hipnosis. Hipnos es la personificación del sueño. Se le representa con alas en las sienes porque durante el sueño, la imaginación vuela sin límite. Pero además, en este estado, las barreras de la propia voluntad pueden ser derribadas por el hipnotizador y dejar al descubierto la vulnerabilidad de la mente del sujeto. Por lo tanto, el hipnotizador puede tomar el control de la voluntad, implantar ideas, curar fobias, inducir diferentes estados de ánimo e incluso físicos en el sujeto. Inquietante, por lo menos.

Pardo Entradas agotadasEn este contexto se desarrolla este espectáculo de Luís Pardo, en las diferentes experiencias que demostrarán que todo esto es posible. ¿Sólo con hipnosis? No y aquí se plantea mi dilema. Me explico. Pardo mezcla juegos de magia con lo que verdaderamente parece que es capaz de conseguirse mediante hipnosis.

Pardo apunta al inicio del espectáculo que cada uno de nosotros tenemos visones distintas de una misma realidad (de aquí el subtítulo del espectáculo, “La otra realidad”). Quiero entender que lo dice porque combinando realidad (hipnosis) y ficción (magia) se puede construir una realidad que podría llegar a ser. Y esto es lo que presenciaremos en su espectáculo: una realidad en la que los efectos mágicos son el resultado del poder de la hipnosis.

Pero como yo de hipnosis no entiendo nada, he llegado a pensar que quizás Pardo recurre a los juegos de magia para “falsear” el nivel hipnótico de los sujetos. Que quiere “representar” que induciendo un estado de trance más profundo en el sujeto,  conseguiría que se produjera el efecto de magia sin hacer la trampa. Si es así, cambia el matiz porque se hace una “representación” de algo posible.

Si sabes distinguir los juegos de magia, Pardo te invita a ver una ficción, una representación de lo que podría comportar que alguien tuviera el poder de dominar las mentes humanas. Pero la mayoría de la gente no distingue un juego de magia de lo que puede producir la hipnosis y por lo tanto, todo lo que vio el público lo sintió como verdadero y posible. ¿Qué pasaría si un espectador conociera solo un secreto? por ejemplo el de las pizarras. Creo que para él, todo perdería credibilidad, que lo metería todo en el mismo saco y el espectáculo se desmoronaría como un castillo de arena porque Pardo no coloca ningún dique de contención y sin ellos, nada se salva, todo se irá por el sumidero muy rápidamente. Creo que los límites tendrían que estar claros para todos.

El espectáculo tiene estructura, los juegos están bien justificados por un discurso coherente y su orden está estudiado pero eso no quita a que el planteamiento que hace Pardo no me convenza.

Hay que reconocer que es mérito de Pardo el que el público no detecte un juego de magia dentro del desarrollo de la experiencia hipnótica. Son juegos escogidos, sin grandes técnicas y están bien camuflados. Hasta una moneda doblada que apareció en la mano de un “espectactor” (Tamariz dixit) al abrir de nuevo el puño “coló” sin problema.

Me sorprendió la buena predisposición del público en participar de las experiencias. Fue muy distinta a la de los espectadores de otras especialidades mágicas que miran para otro lado cuando se le pide alguna comprobación o simplemente elegir una carta. Sin ningún tipo de prevención ocho o más candidatos fueron subiendo al escenario a medida que Pardo los iba eligiendo. Y más sorprendida me quedé cuando de forma inmediata, tan fácil como activar el mecanismo de un interruptor, los durmió y sus cuerpos fueron resbalando en la silla de la misma manera que se derrite un helado al sol y toda la escena quedó cubierta de cuerpos inertes. Si el espectáculo comenzó para ellos antes de la hora, no tengo ni idea.

En esta situación, empezó el repertorio de las diferentes experiencias. Parecido a un hombre orquesta, Pardo marcó el compás y supo mantener el ritmo durante todo el espectáculo. Fue realizando las diferentes pruebas, unas veces personalizadas, otras veces conducía dos pruebas de forma simultánea o sometía a la misma experiencia a más de una persona.

Creo que lo que hace Pardo es de mucho mérito ya que un espectáculo de este tipo no se puede ensayar. ¡Cada función es diferente en este tipo de espectáculos! Pero parece imposible de prever la “calidad”, por llamarle de algún modo de los candidatos para que resulte un buen show.

A lo largo de los años Luís Pardo ha consolidado un personaje y su personalidad en la escena. Es fuerte, sereno, altivo y poderoso. También ha acumulado experiencia y ha aprendido. Sabe reaccionar y actuar dentro de los parámetros de su personaje en todas las situaciones que se le presenten y como el personaje está bien cimentado y es coherente consigo mismo, lo hace creíble.

Otro puntal importante para un mentalista es la palabra, la voz, la dicción y la charla. Pardo habla bien, su manera de pronunciar las eses favorece la musicalidad hipnótica de la charla. Es directo y claro en las instrucciones. Ha estudiado el texto para evitar descripciones inútiles y tediosas repeticiones.

Luis Pardo - Hypnosis

En el mismo escenario de la Sala Muntaner conviven dos espectáculos distintos y creo que es por esto que la escenografía de Pardo la componen unos paneles laterales decorados con espirales hipnóticas a modo de patas que visten la tarima y que posiblemente sirven para ocultar la otra escenografía, una pantalla central y muchas sillas para todos los participantes en el espectáculo.

En la pantalla aparecerá un muñeco de ventriloquia que dará los avisos del inicio del espectáculo y pedirá al público que escribamos un número de cinco cifras en una tarjeta que nos facilitan en la entrada. Este juego se irá desarrollando a modo de running gag durante todo el espectáculo. Diferentes cifras elegidas se irán probando a lo largo del espectáculo hasta dar con la combinación que abrirá una caja fuerte.

Al final, la combinación no será la cifra de una única tarjeta sino la que se formará con un número de cada una de las cifras de cinco espectadores elegidos. Dentro de la caja hay una carta de ambiguo contenido dirigida al espectador que va probando las diferentes combinaciones. A pesar de eso, la destinataria que leyó la carta en voz alta esa noche, llegó a emocionarse con el contenido de la misma.

Luis Pardo - Hypnosis

La pantalla también servirá para realizar la divertida ilusión óptica de la espiral hipnótica con la nariz del vecino. Todo el resto de material escénico es blanco o es negro. La única nota de color la pone parte de un tatuaje rojo que asoma por el cuello de la camisa de Pardo y la proyección de una vela roja que presidirá la escena casi toda la función y que me recordó a una amapola, una planta hipnótica que se utiliza para aliviar la tensión mental.

Pardo fue ejecutando las demostraciones hipnóticas más clásicas: olvidar un número, el propio nombre, no poder despegar las manos de las rodillas, etc. Pero quisiera destacar una que me llamó particularmente la atención. Fue aquella en la que Pardo levantaba los brazos y las piernas de un muñeco vudú de trapo y esos mismos movimientos se transferían al sujeto de turno que veía asombrado que sus brazos y piernas se levantaban como si tuvieran vida propia. También me resultó divertido cuando le implantó a ese mismo sujeto la necesidad de ocupar la silla en la que reposaba el muñeco y cada vez que Pardo o él mismo, cambiaba el muñeco de silla, no podía reprimir unas enormes ganas de sentarse en la silla del muñeco y se cambiaba y dejaba el muñeco en otra. Volvía a producirse la misma situación una y otra vez. Y con la repetición, es inevitable, la risa.

Pero Hipnos no era el único hijo de Nix, la Noche. Tenía un hermano gemelo, Tánatos, la muerte sin violencia.

Pardo sabe que tiene que reservarse el final. Ha puesto gran parte del espectáculo en manos de los espectadores pero es muy arriesgado confiarles un final. sea cual sea. Por eso Pardo toma ahora el control absoluto. Es el momento del clímax. Ahora Pardo será el sujeto y el hipnotizador a la vez. Se auto-hipnotizará para coquetear con Tánatos, para solidarizarse con todos a los que ha sometido y que “le han hecho” el espectáculo y también, para probar su propia medicina.

Esta es la parte que esperan todos sus seguidores y creo que hace muy bien en complacerlos y mantenerla en todos sus espectáculos. Aquí Pardo aparece sin la levita y con la camisa arremangada para lucir sus conocidos tatuajes y seguramente alguno nuevo.

Pardo argumenta que cuando uno muere ya no se siente dolor. Es por esto que se auto-sugestionará para que su corazón deje de latir y en este trance, podrá andar sobre cristales sin dolor y desafiar a la muerte con una flecha que apunta a su garganta y con la que puede perder la vida en menos de tres segundos. La actuación en el momento de romper la flecha me pareció un poco histriónica pero no hay mejor final que salir victorioso de un duelo con la muerte, ¿no?

foto-gema-blanco-cuadrada

Gema Navarro es consultora mágica y coordinadora de la agenda de eventos de LaMagia.com