Archivo de la etiqueta: bricomagia

“El regalo” – Preparándome para participar en un Congreso Nacional de Magia (6ª Parte)

Te recomendamos leer antes las entregas anteriores (  ,  ,  ,  y )

Finalmente, decidí excluir la chistera
como contenedor de la bola.

fabricación cajaNo me costó encontrar un sustituto ya que desde el primer momento el ‘leitmotiv’ de este número era hacer un regalo a mis alumnos y compañeros de la Gran Escuela de Magia “Ana Tamariz” y por extensión, a todos los magos.

Los regalos son, por definición, una sorpresa por lo inesperado, a la vez que misteriosos por el objeto secreto que esconden bajo un bonito envoltorio.

Mi objetivo era buscar una caja que cumpliera la misión de la chistera, del tamaño de la bola y muy bonita, para que el “regalo” quedara precioso. La idea no es nueva, ya viene explicada en el libro “Magia aérea” de R. E. Melo Dait. Dice: “Una bola brillante y metalizada sale sola del interior de una caja transparente.”

La idea de que la bola sugiriera un regalo me gusta mucho, porque dota al número de una emoción universal que todo el mundo conoce, desde los adultos a los más pequeños. Un regalo es una prueba de amor y de cariño que provoca felicidad, es indicativo de que nos acordamos de alguien y estrecha las relaciones. En fin, que lo que menos importa es lo que hay dentro y nadie puede reprimirse a sentir esa agradable conmoción.

¡Este acto es mi regalo para ti!

Empecé por “tunear” una caja corriente pero no era como yo la imaginaba. En realidad no pensaba en una caja sino en un cofre, que es donde se guardan los tesoros o los objetos de mucho valor.

Es lo que pasa cuando buscas algo con necesidad ¡Que desaparece de la faz de la tierra!.

Acudí en busca de inspiración para el diseño de mi cofre a mi pequeña biblioteca. En una de mis más recientes adquisiciones, un libro sobre magia y brujería encontré “El encanto de amor”, (Flandes S.XV) donde una joven bruja se aplica un ungüento mágico que guarda en un cofre.

pandora
Dante Gabriel Rossetti, S.XIX

bruja joven

 

Y esta obra, trajo a mi memoria a Pandora y su caja. Esa era la connotación perfecta, porque Pandora es la primera mujer y según Robert Graves, estaríamos ante la versión griega de la Eva de la mitología bíblica.

Etimológicamente a la palabra “Pandora” se le atribuyen varios significados: “el regalo de todos”, “que tiene todos los dones”, “la que da todo”.

Perfecta connotación.

¡Más bricomagia!

Para empezar, unos pocos cálculos a tener en cuenta y un par de detalles importantes. El primero es que la tapa y la base de la caja tienen la misma altura, para que se pueda mantener abierta sin volcar. La segunda particularidad es que conviene que al abrir la caja se vea al menos media bola.

Caja esquema

Los materiales que utilicé para la fabricación fueron madera de contrachapada fina y cartón ondulado para conseguir la forma curva de la tapa. Para estabilizar la bola dentro de la caja, recorté un aro de 1 cm de ancho de una botella de agua y la pegué en el centro de la base.

Caja interior

Como bisagra y para unir la base y la tapa utilicé un sistema muy cómodo y fácil: esparadrapo de tela 🙂

El paso siguiente fue decorarla. Pinté el interior de negro y el exterior con una pintura que produce un efecto  nacarado. Para rematar le apliqué una purpurina en polvo blanca. Caja cerrada

Partimos de la chistera llegamos a la caja de Pandora.

Según el mito, la caja de Pandora contenía todos los males del mundo y según la tradición mágica, la chistera puede contener todas las bondades. Parecía un gran recorrido y apenas nos movimos de sitio.

foto-gema-blanco-cuadradaGema Navarro es Coordinadora de Contenidos LaMagia.com

 

“Bricomagia” – Preparándome para participar en un Congreso Nacional de Magia (3ª Parte)

¡Te recomendamos leer antes la y parte!

Puedo ver  tanta magia en directo que solo en raras ocasiones veo vídeos de magos que aún están vivos.

Siempre existe la posibilidad de que pueda ver los magos que admiro en directo en algún Congreso de Magia o en algún teatro de alguna ciudad que visite. Existen eso si, un par de excepciones. La primera con Ricky Jay porque creo muy improbable que tenga otra oportunidad de coincidir él. Fue en Nueva York y de ese encuentro son las fotos que aparecen en el libro “Por arte de Verbimagia”. verbimagia_3 Ahora ya sabéis quien es el comensal que falta en esa mesa. 🙂Ricky Jay foto verbimagia Y la segunda, ha sido ver a Jesferh en el DVD “Poker de Ases” para poder aprender y estudiar su rutina de “Belle de la Nuit” como a él le gusta llamarle.

¡Y cómo cambia la película cuando no se ve la magia desde el tendido con ojos de turista, sino pensando si seré capaz de saltar al ruedo a torear ese morlaco!

charlotte pendragonMe sentí aterrorizada pero muy ilusionada y capaz de sacarlo adelante. También contando que podía contar con el apoyo de buenos profesionales que podían socorrerme en cualquier momento. También estudié otras ideas de presentación que encontré en Internet. Fueron muy pocas y las reuní en esta lista. Encontré también una bola que vende Charlotte Pendragon llamada “WonderBall” (ver vídeo) que puede ir con una “Wonder Coat” (ver vídeo) que no me “Wonderció”. Empecé a dar voces para localizar el juego por algún libro.   Magia aereaBrando (Héctor Verikas) me localizó un artículo en una antigua revista de magia argentina donde la llaman “Bola Cosmos”. También está descrita en este libro “Magia aérea” de R. E. Melo Dait y creo que en alguna lección de Florensa que aún no he conseguido localizar. Se agradecen pistas 🙂

Trabajar con poca información es un aliciente.

Estimula más a investigar y a descubrir alguna propuesta interesante. Con tan poca bibliografía tampoco hay libros que a través de sus páginas y sus convencionales párrafos de “material necesario”, “efecto”, “método” te lleven de la mano todo el trayecto. Por eso no me quedó más remedio que aprender el manejo del aparato mediante la práctica y la experimentación propia. Todo esto vino después de la fabricación.

¡Empieza la bricomagia!

La Bola

Siguiendo cuidadosamente las instrucciones que Jesferh explica en el DVD “Poker de Ases”, fabriqué mi primera bola utilizando primero una bola de Navidad para empezar a ensayar. Una vez visto el sistema, compré  una de porexpan (Poliestireno expandido) porque este material permite trabajar con herramientas básicas que todos tenemos en casa, utilizar pegamentos corrientes, etc. Viendo la ilustracion anteriores, queda ya explicado el juego, es decir, como se crea la ilusión de flotación de una bola. El método es de lo más engañoso por lo simple que parece. Muchas veces, simple, se confunde con fácil de manejar pero todo lo que tiene de ingenioso, lo tiene de exigente. Empecé pintando la bola. Primero fue necesario darle una capa de látex como preparación por tratarse de un material muy poroso y después, ya quedó lista para aplicar la pintura del color. Elegí un color gris metalizado de una pintura que me recomendaron en una tienda de manualidades.

El hilo

El siguiente paso fue la colocación del hilo. El hilo que yo puse se lo compré a Jesferh, igual al que él utiliza. Es muy fino y resistente con una coloración rojiza. Según me contó, el gran mago Fu-Manchú también lo recomendaba ya que el rojo es el color que menos percibe nuestro ojo. Este tipo de corcho blanco es muy fácil de trabajar. Por eso, se consigue disimular la anillita donde va sujeto el hilo invisible sin dificultad. La anilla que yo utilizo son las que venden para hacer abalorios. La compré niquelada para fuese del mismo color de la bola y pasara inadvertida. Hilocambio de hilo               Una vez clavada la anilla en cada extremo, se fija con una gota de cola blanca.

Cuando eres principiante en el manejo, es inevitable que el hilo se rompa con frecuencia porque te enganchas hasta con tu propia sombra.

AnillasUna ventaja más de este material tan blando es que permite cambiar el hilo de forma cómoda y rápida. Pero también puede ser un inconveniente ya que si no se trata con precisión, quedarán todas marcas. Para reemplazar el hilo roto, se extrae la anillita incrustada en la bola con la ayuda de unas pinzas de depilar, se sustituye el hilo y se vuelve a introducir la anilla.  Es fácil que en el proceso de extracción, se arranque algo de material de la bola y se haga un agujero. Entonces, se hace una pasta con papel higiénico, papel de cocina o una servilleta y un poco de cola blanca. Se rellena el hueco con esta pasta y si es necesario se pinta cuando se haya secado el arreglo.

El pañuelo

Acto seguido fui a una tienda de telas y en una elegí la más transparente de todas para fabricar el pañuelo. Hice una estimación de la medida del pañuelo porque no tenía este dato. 70cmx70cm. Me ha ido perfectamente hasta ahora ya que no he tenido que modificar esta medida. Con la experimentación, he ido descubriendo que la envergadura del pañuelo  dependerá de cada persona. Hay que tener en cuenta que este aparato se maneja casi todo el tiempo en la misma posición de brazos. Durante los ensayos comprobé que esta medida me resultaba cómoda de mantener y “natural” dentro de lo que cabe, ¡Claro! El hecho de que el pañuelo sea más pequeño o más grande obliga a mantener una postura forzada. Esto sería contraproducente ya que, por un lado, esta incomodidad se trasladaría al espectador durante el acto y porque con los brazos muy abiertos o muy cerrados se limitan los movimientos a la bola. Además del confort, examiné en el espejo si mi silueta en la postura básica de manejo y el pañuelo estaban proporcionadas y que, al menos, quedara “amable” visualmente. Por todo lo dicho, cada uno debe calibrar su propia medida de pañuelo y una vez conforme con ella, se podrá saber la longitud de hilo que cada uno necesita. Colgado así el pañuelo en la pared, el hilo dibuja este triángulo y dejando que media bola asome por debajo del pañuelo. No sé cuántos centímetros son, pero es la medida exacta para mí. Esquema BN Y exactamente en la mitad del largo hay que anudar un gancho o un anzuelo para poder enganchar el hilo a nuestro vestuario. De esta forma quedará establecido el punto fijo donde pivotará la bola. Este lugar es la bragueta. Por eso, yo utilizo un pequeño imperdible (negro) que me da más seguridad. Para ensayar los pases, llevo el imperdible cerrado en la prenda que lleve en ese momento. Sin embargo, cuando ensayo la liberación del aparato, llevo el imperdible cerrado engarzado en un corchete macho pequeño (negro) que llevo cosido en el lugar donde debería ir pinchado el anzuelo. Esto me permite liberar la bola, sin necesidad de abrir el imperdible y de forma disimulada.corchetes

Se hace saber que… ¡Todo fallará! ¡Siempre!

De antemano hay que saber que nada funcionará a la primera y que todo puede fallar. Pensaba que todo estaba listo para su primer vuelo, pero no. Se presentaba así el primero de los infinitos problemas que a lo largo del proceso se irán presentando. Es importante estar preparado para afrontarlos con toda la sangre fría posible, porque en la fase del desarrollo creativo y de la producción estás sometido a mucho estrés y hay que evitar la desesperación. Dar con la solución más adecuada requiere primero analizar el porque del fallo, después plantear diferentes soluciones, después comprar, o construir, o conseguir el material para empezar de nuevo. Todo eso, resuelve el problema pero su solución creará un nuevo problema y vuelta a empezar. En este proceso de mejoras, todos los cambios desencadenan un torrente de ajustes en cadena que han implicado empezar la construcción desde cero varias veces. Creo que a día de hoy, por ejemplo hemos desechado hasta ¡seis cofres!, pero cada error, cada fallo, cada problema, me ha inspirado y reafirmado mucho más,  encontrando en la satisfacción de resolverlos muchísima ilusión. ¡Siguen los problemas! La bola no marchaba como debiera, la notaba demasiado “suelta”. Resultó demasiado liviana. Tenía tan poco peso, que el propio pañuelo y también el ligero rozamiento del aire frenaba su movimiento. Resolví hacer un profundo agujero y cargarla con unas bolitas de plomo hasta que noté que ya podía vencer esas resistencias. Inmersa en el proceso de análisis de los fallos y de su reparación, finalmente todas las piezas encajaron y entendí el sentido que tiene este juego. Supe que había dado con su significado porque a partir de ese instante, preguntas que debia contestar tuvieron respuesta. ¿Por qué flota la bola? ¿Flota o se transforma en un objeto animado? ¿Qué actitud tengo que adoptar? ¿Quién “manda”, la bola o el mago? Y otras muchas preguntas más. ¿Tú lo sabes?  Te dejo pensando…

foto-gema-blanco-cuadradaGema Navarro es Coordinadora de Contenidos LaMagia.com