IV Festival Internacional de Magia de Madrid en el Circo Price – Parte 2

“GRANDES PREMIOS DE LA MAGIA”
Teatro Circo Price – Madrid 19/02/2014

<<<  Click aquí para leer la primera parte  >>>

iv-festival-internacional-de-magia-de-madridEra la noche del estreno. Hubo entre el público muchos magos, personal afín al mundo mágico y alguna que otra “VIP” del entorno de Jorge Blass. No hubo “alfombra roja” y por lo tanto, tampoco hubo sesión de fotos (photo call) de famosos y de gente de alta alcurnia que les gusta la magia por un día. Así que los profesionales en nómina de la “red carpet” no asomaron. Los que sí se presentaron acicalados con sus mejores galas fueron algunos aspirantes a “celebrity”. Para ellos fue la primera sorpresa de la noche al ver que la alfombra roja había salido volando como la de Aladino.

Y tras la alfombra, también salió volando el patrocinador del evento. Frotaré la lámpara de Aladino y le pediré a su genio, tres deseos: que la desaparición del mecenas sea imperceptible y que no arrastre con él la continuidad del festival para que dure muchos años más, que las entradas se agoten a cada función y que se puedan programar más días las funciones de magia de cerca.  

La intervención del genio maravilloso ya no será necesaria en el caso de la venta de entradas porque van camino de agotarse. Y en cuanto los otros dos deseos, confío más en Jorge Blass dejaré que en un genio que se pasa la mayor parte del tiempo durmiendo, cosa que no hace el equipo de 7Rojo para sacar adelante, lo que yo considero, el festival de magia de más envergadura de nuestro país.

La gala de este año llevaba por título “Grandes premios de la magia” y este era el nexo común entre todos los artistas y el tema argumental de la gala.

Si algún mago sale con la impresión de haber visto una gala reciclada, debe saber que Jorge Blass lleva tiempo intentando conseguir una estructura de gala diferente a la habitual y un objetivo así no se consigue de la noche a la mañana. Hasta llegar a la forma definitiva, cada parte, se ha ido testando en las diferentes galas que ha dirigido a lo largo de los últimos años.

Creo que la gala “Grandes premios de la magia” del Price estrena con éxito el modelo que Jorge Blass perseguía. ¡Felicidades!

circo-price

El esqueleto de la gala – Un modelo a seguir

Este modelo que hoy se presenta “en sociedad” puede tener categoría de “aportación” a nuestro arte porque se posiciona como una alternativa a la estructura tradicional, una opción más entre las que elegir en el momento de plantearse una gala de magia colectiva. Así que, la magia de escena española se apunta un tanto y la Magia sale ganando.

También creo que era muy necesario hacer un trabajo en este sentido porque por el método tradicional, ya no hace falta levantarse del sofá para ver la gala. Todo lo que necesitarías seria mirar el programa y ver esos números de magia  por Internet, quedando como única incógnita el orden de las intervenciones de los diferentes magos y ¡listo!

En este patrón más teatralizado, aunque conocieras las actuaciones, la forma de presentarlas siempre te resultará novedosa.

Este modelo está basado en una visión integradora de todos los artistas. Igual que en el modelo tradicional, cada mago va a tener su intervención, su porción personal en la gala, pero además, este modelo contempla otras porciones que van a tener que compartir. Serán los momentos de la presentación de los artistas así como el saludo final. Esta parte, que implica a los artistas directamente, supone una novedad, un cambio y como todos los cambios tiene que vencer muchas reticencias porque el mago es un artista que no está acostumbrado a formar parte de un equipo, a ensayar en conjunto y a acatar las directrices de un director. Como consecuencia, queda eliminado el doble saludo de cada artista cuando acaba su intervención, que interrumpe la gala a cada momento. Creo que este hecho, añade a la gala dos beneficios importantes: unidad y cohesión.

Me consta que algún mago extranjero tuvo cierto reparo en colaborar en las partes corales. Eso es síntoma de no conocen nada parecido y de que estamos ante algo innovador.

Este modelo presta especial atención a las transiciones entre número y número. Disimula muy bien estos “agujeros negros” de las galas con todo tipo de recursos para que no logren disminuir el ritmo de la gala y ciertamente consiguen mantener nuestro interés.

Otra ventaja interesante es que el conductor o presentador de la gala forma parte del equipo artístico y no del equipo técnico. Es decir, que no tiene que hacer de regidor, ni de director de escena, ni asume la responsabilidad de decidir el orden de aparición de los artistas, etc. Además admite la posibilidad de que no se tiene que ser mago para presentar o conducir una gala. Así que, a partir de ahora, estaré atenta por si se convoca algún casting a conductor de gala 😉

Todo esto no quiere decir que calcando el modelo, el éxito esté asegurado. Falta algo más, un director artístico. Aquí no sirve un “agente de movilidad”, tiene que ser un conocedor del medio, que sepa construir un “espectáculo global cuando todo llega en cajas independientes, desmontado y sin instrucciones y con arresto suficiente para decidir que las grandes ilusiones no van a cerrar las galas por el solo hecho de ser grandes.

En resumen, creo que este modelo es muy eficaz para que el tren del espectáculo no pierda velocidad en los momentos delicados. Consigue hacer que las transiciones sean lo más imperceptibles posibles y que no se noten los múltiples cambios de vía por los que circula un espectáculo de estas características, es decir, un espectáculo que se forma de la suma de varios actos diferentes entre sí.

Jorge Blassha confeccionado este esqueleto, no se trata ahora de copiarlo sino que, teniendo en cuenta todos los preceptos que este modelo baraja, crear nuevas estructuras para tener más modelos entre los que escoger y así seguir avanzando.    

La “encarnadura” de la gala

Para la gala “grandes premios de la magia”, el circo está dispuesto para parecer un teatro a la italiana. Dos pantallas gigantes custodian el escenario y las butacas de patio ocupan gran parte de la pista central. Durante la espera se retransmite en una pantalla gigante los tweets del hastag del evento #MagiaFestival. El contenido de los tweets que se podían leer no eran nada interesantes, pero no hay mejor escaparate para mostrar lo último en tecnología, que tanto gusta a Jorge Blass. Pero como esto es magia, aquí “nada es X que sí” 😉

magia twitter

La gala empezó con un video a modo de prólogo. Creo que fueron pioneros en esta moda Lance Burton y David Copperfied que antes de aparecer en escena mostraban colosales juegos en video. Pero en España, entre que el auto-bombo no está bien visto y que tampoco hay buena magia hecha para televisión, importamos la idea pero variamos contenidos.

Los videos de ediciones anteriores han sido mucho mejores que este año. Recuerdo el reto de Luís Piedrahita de contar la historia de la magia en muy pocos minutos. Otro año, personajes famosos explicaban que era para ellos la magia y destacaron las divertidas intervenciones de José Mota y de unas limpiadoras que se quejaban del confetti que los magos tiraban en sus actuaciones.

La producción del video de este año ha visto las inevitables tijeras, pero creo que esto no justifica, a mi entender, el desafortunado resultado final. La intención era muy buena, se trataba de hacer un recorrido por la historia de la magia a través de imágenes de magos célebres. Pero recordó más a un obituario de magos en el que quedó incluido Juan Tamariz y no sé si algún mago más que aún no está criando malvas porque de la impresión, no recuerdo más.

La presentación de la gala estuvo a cargo de un niño/actor “que quiere ser mago”. Un buen hilo conductor pero que me provocó algún cortocircuito porque el guión parecía escrito para un adulto, dirigieron al niño para actuar como adulto e incluso se coló un chiste de adulto para adultos. El joven actor se movió con tanto desparpajo en las interacciones con el público que en algunos momentos daba la sensación de que “estaba de vuelta de las cosas”. Como niño, no demostró ni ilusión, ni inocencia, ni sorpresa. Participó en el pase final de la recomposición de la cuerda y no trasmitió ninguna emoción. Por eso, cuando Jorge Blass necesitó hacer aflorar estas emociones con el juego del hilo roto en el globo, sacó a una niña del público para que jugara el rol del niño en la magia.

Todo lo dicho anteriormente es en cuanto a la forma pero lo que de verdad interesa es el fondo. Tener un guión es tener el control absoluto de la gala. El guión es la espina dorsal del espectáculo, el árbol donde colgaremos preciosas bolas. Además, nos permitirá tener una visión previa de la gala bastante acertada. Esto permitirá poder prever y resolver con antelación muchas eventualidades y ahorrarse muchos disgustos. La gala deja de ser una partida de dados en manos del azar. El guión, el argumento, la historia que se escribe para la gala tiene que cumplir unas funciones muy concretas.

Los artistas, habitualmente acostumbrados a trabajar solo con una escaleta, también sacarán provecho de participar en una gala con guión estructurado. Aunque tengan que invertir un poco más de tiempo ensayando las partes comunitarias, el beneficio que obtendrán será mucho mayor. Las partes argumentadas o dramatizadas están creadas para no dejar decaer ni el ritmo y la calidad de la gala. El guión está preparado de tal forma para que haga de dique de contención entre los diferentes actos mágicos, los aísla entre sí para que no se afecten entre ellos, ni en lo bueno ni en lo malo.

Además, el guión es elemento diferenciador para que unas galas no sean parecidas a otras y el vehiculo ideal para que sea portador del mensaje que se quiera transmitir y los admite de todo tipo ¡hasta corporativos! En este caso, un niño persigue y consigue su objetivo: llegar a ser mago. ¿No será que te resultó familiar esta historia porque quizás, sea parecida a la tuya?

Si la gala fuese un traje, la estructura sería el patrón, el guión sería la tela y los actos mágicos serían los complementos, elementos importantísimos también.

Los artistas que forman parte de la gala “Grandes premios de la magia” fueron Magic Unlimited (Holanda), Charlie Mag (España), Scott & Muriel (Estados Unidos), Ted Kim (Korea) Norbert Ferré (Francia) y Jorge Blass.

GRANDES PREMIOS DE LA MAGIA circo price madrid

Animo a Jorge a que siga investigando en esta línea creativa y constructiva. Con su bagaje y su cúmulo de experiencias es el diseñador ideal para renovar el armario de las galas de magia y vestirlas con los mejores trajes de firma. 

Sin duda, un espectáculo que merece la pena ver
¡Corred insensatos que todavia quedan funciones!

foto-gema-blanco-cuadrada

Gema Navarro
Coordinadora de Contenidos LaMagia.com

Un comentario en “IV Festival Internacional de Magia de Madrid en el Circo Price – Parte 2

  1. ¡Buena crónica, Gema!
    Se desprenden de tus palabras una sincera admiración y real entusiasmo por el magnífico Festival Internacional Ciudad de Madrid. No es de extrañar, pues he tenido la oportunidad de formar parte de él en esta edición y he disfrutado de buena magia y buenos amigos, conocidos desde hace tiempo. Sin embargo, como mago que ha actuado en la gala de magia de cerca, echo de menos tu opinión respecto a esta sección del Festival, pero sé que no pudiste asistir. ¡Otro año será!
    Estoy de acuerdo contigo en que este Festival es un orgullo para todos los amantes de la magia, tanto por sus participantes como por su producción.
    A parte de los profesionales de esta última los conozco desde años atrás porque formaron parte de mi equipo durante 9 años. Con ellos, y bajo mi dirección, como bien sabes, nació el HocusPocus Festival en Granhada, allá por el 2002.
    En nuestro Festival, desde el primer momento, como recordarás, se fomentó una estructura de gala en la que el presentador era ajeno al equipo técnico, por lo que sus presentaciones y despedidas de los magos respondían (y así sigue en la actualidad) a un guión teatral, de manera que el teatro y la magia compartían escenario de diversas maneras. Pasaron por HocusPocus Festival Constanino Romero, Juan y Medio, Quequé, Agustín Jiménez, Leo Harlem, Santi Rodríguez, Felisuco, Juanjo de la Iglesia, Tonino, Luis Piedrahita, Miki Nadal, El Gran Dimitri, etc. y todos ellos han contribuido con su buen hacer a que cada gala se convierta en una experiencia artística única e irrepetible.
    También buscamos, desde la primera edición, mostrar las diferentes disciplinas del arte de la magia de una manera original y atractiva para el público. Novedosa cada edición, y ya son 13, y con una fantástica acogida por parte del respetable. Busqué desde el principio, con más o menos acierto, nuevas estructuras para las galas, invitando para ello a personas más formadas que yo en otras lides, como Miguel Molina, Daniel Fajardo o tú misma (entre otros muchos). Al leerte, he entendido que el planteamiento de Festival de Jorge Blass aportaba una originalidad a los escenarios de la magia que hasta ahora, en España, no se había visto. Supongo que mi interpretación está equivocada, porque hace muchos años que nos conocemos y conocemos nuestros trabajos respectivos.
    En efecto, en Madrid, este formato de espectáculo de magia es nuevo, no así en otras partes de España, como hemos recordado. Así que, estamos de enhorabuena: Jorge crea moda en la capital, con todo lo que eso supone, por su influencia en el resto del país. ¡Ya somos dos, al menos, los innovadores! No puedo evitar sentirme un poco germen de la idea, por edad 😉 y antigüedad en los escenarios, como está demostrado.
    Es obvio en todos los ámbitos, que los de provincias pasamos más desapercibidos, lógicamente, al carecer de la cercanía de los medios de comunicación más importantes así como, por supuesto, del carisma del director del Festival madrileño, pero no por ello dejamos de innovar y aportar nuevos enfoques, como el de la estructura de una gala de magia. Me alegro mucho de que Jorge y su equipo hayan recogido perfectamente mi espíritu (plasmado en HocusPocus Festival años tras año desde hace 13) y compartan con mi equipo y conmigo el mismo planteamiento “dramágico” a la hora de dirigir una gala, saliéndonos de la tradición clásica de este tipo de espectáculos, para promocionar y dignificar tan bello arte que nos une.
    ¡Bienvenidos al club y enhorabuena por el éxito!
    Besos y abrazos
    MagoMigue

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *