Archivo de la categoría: Crónicas

“Palabra de mago” Jorge Blass

Jorge Blass inaugura con rotundo éxito la temporada de magia en Madrid. 

Palabra de mago, el nuevo espectáculo de magia de Jorge Blass plantará cara durante tres semanas en el Teatro Compac Gran Via al rey de la selva. Simba será su única competencia en la cartelera madrileña.
Si oyen otra cosa, ya saben:
a palabras necias, oídos sordos.

¡Sin palabras!

Palabra de mago es un espectáculo excelente, el mejor Jorge Blass que hemos visto. La noche del estreno el público se levantó de sus butacas con una sola palabra: ¡Bravo!
Jorge Blass IlusionistasPasó el tiempo de la nieve y Jorge Blass es el mago español con más prestigio internacional. Y no es palabrería, formó parte del espectáculo The Ilusionists 2.0 en gira por Latinoamérica y este verano recibió la llamada en la que todo mago podría soñar. David Copperfield, el mago más famoso del mundo, marcó el teléfono de Jorge Blass para pedirle que le enseñara un juego creado por él basado en la redes sociales.

Por si alguien hubiera podido pensarlo, estos acontecimientos demuestran que Jorge Blass no ha dicho su última palabra y tiene mucha magia por delante.

Te doy mi palabra que ‘Palabra de mago’ es un espectáculo nuevo y completísimo, para todos los gustos y todas las edades, con juegos elegidos de todas la especialidades mágicas (mentalismo, grandes ilusiones, cartomagia, etc.) que van desde los más clásicos (palomas, aros, mujer serrada, levitación, etc) a los más novedosos basados en la tecnología y con las neuronas espejo activadas, no hay nada mejor que un juego de tipo Verbimagia (magia con las palabras)  con cartas para sentir la magia en nuestras propias manos.

Foto 3-9-15 20 20 01

 

Pero sobretodo es un espectáculo de Magia,
de Magia de la buena.

Jorge ha renovado cada uno de los efectos y les ha impreso su sello personal. Además, como en el pasatiempo de las Palabras encadenadas, los juegos se van sucediendo y un juego va dando pie al siguiente. Se construye la sesión a base de “bloques” de juegos, pero en este caso, Jorge Blass los organiza bajo un mismo denominador, ya sea temático o por los objetos que intervienen.

Creo que Jorge Blass consigue dominar en este espectáculo uno de los objetivos más presentes en sus 20 años de carrera. En la arena de Palabra de mago, Jorge Blass es el claro ganador en la lucha contra el tiempo y el tedio, los enemigos más temidos de la magia. Poderoso, con la cabeza clara y el brazo firme, imprime un excelente ritmo al espectáculo. Controlar y dominar el tiempo es una de las claves más importantes del éxito. ¡Arriba el pulgar! (el verdadero).

En escena Jorge Blass recibe asistencia técnica y artístico-mágica por dos Dream Teams. En la sombra, ellos, la cuadrilla técnica. Son rápidos, eficaces y casi invisibles en su tarea de “limpiar” y preparar la siguiente escena. Cuando tienen que aparecer Jorge crea un punto de interés lejos de su campo de acción y evita ese trance al publico. A plena luz, ellas, las tres “pairtenaires”. Son bailarinas, bonitas y elegantes. Asisten al mago en algunos números y al contrario de sus compañeros cumplen la misión de captar la atención del público.

Bailarinas palabra de magoLas partes en las que intervienen “Palomas” están muy bien. Seré poco explícita porque es mejor verlo. Puedo decir que todo suma: desde su presentación, a la asistencia en la rutina de aros, en la mujer serrada y un mutis de Jorge Blass dará paso a una original versión bailada del juego “Siguiendo a la Dama”, el tramposo juego callejero de los trileros hasta llegar al encore, en el que Jorge Blas les devolverá su humana.

Aunque no lo parezca, este es un espectáculo de gran envergadura que requiere bastantes intervenciones de estos dos equipos. A pesar de ello, ni el espectáculo se resiente ni Jorge Blass pierde las riendas en ningún momento.

Parole, parole, parole.

Otra de las novedades más notorias, otro de los factores para que el show no aminore la marcha y el antídoto contra el aburrimiento es el guión del espectáculo.

jj_vaquero_281x211jpgJorge Blass ha destilado un texto del conocido monologuista y guionista J.J. Vaquero que aportará savia nueva a las tan manidas charlas que aderezan los juegos de magia desde tiempos inmemoriales. Jorge Blass empieza el espectáculo con un monólogo en el que introduce el leitmotiv basado en divertidas anécdotas de la vida de mago, y a lo largo del espectáculo disfrutaremos de buenos chistes (también queda alguno malo que, seguro, desaparecerá pronto) y “runnings gags” bien utilizados.

Sin duda este guión proporcionará suculento material para las chácharas de magia. (Que se prepare Jorge Blass a recibir “homenajes”).

Una imagen vale más que mil palabras

Jorge Blass Marquesina TeatroEl poder de una buena imagen lo sabe muy bien Jorge Blass. Junto con Marga Mayor, directora de comunicación e imagen, cuidan mucho ese aspecto en todos sus espectáculos.

En la imagen de los carteles de este espectáculo Jorge Blass mira a través de un abanico de naipes transparentes. Tengo dos interpretaciones: Una, que no es necesario ver las cartas porque la magia sucede en nuestra mente y dos, que solo va a ocultar lo que quede dentro de la legalidad mágica ¡palabra de honor!

La imagen, el look de Jorge Blass en el escenario es de gentleman moderno, siempre impecable, y crea tendencia entre los magos. Para ellos este aviso: las zapatillas quedan desterradas del escenario.

Jorge Blass es un anfitrión perfecto y como tal, nos colmará de atenciones. Desde la calle los espectadores románticos que acudan al Compac Gran Vía y los que conozcan un poco el Showbiz o negocio del espectáculo, sabrán poner en valor el tener marquesina propia en un teatro y no un pachwork de mal gusto compuestos de mil carteles en los que no te enteras de nada, ni luce el teatro, ni el artistas, ni el diseño gráfico.

2015-09-03 20.44.48
A buen entendedor, pocas palabras bastan.

Ya en la butaca encuentras el programa de mano que se ha convertido en un lujo. Parece que siga el mismo camino de las servilletas de tela en los restaurantes: una cortesía en peligro de extinción pero que es un detalle que dice mucho de la categoría y del trato que vas a recibir. Así como he pasado el duelo de la servilleta, me resisto a la desaparición del programa de mano. Me encanta conservarlos como recuerdo y leer en mi butaca las últimas palabras que ha elegido el artista para antes de su show.

Después del espectáculo, Jorge Blass, espera al púbico para agradecer su asistencia y despedirles.  Es el mejor final para una velada mágica. Aún hechizado, acercase al mago para que te regale una sonrisa, una dedicatoria en una carta, un selfie o incluso un beso, es quizás, la ilusión más tangible de la sesión.

Dossier de Palabra de mago

 

foto-gema-blanco-cuadradaGema Navarro
Coordinadora de Contenidos de LaMagia.com y dinamizadora mágica

Gisela y el libro mágico

El Teatro Borrás es el lugar más mágico de Barcelona desde que vive Gisel, el hada del cuento musical “Gisela y el libro Mágico”.

Gisel es Gisela, la cantante que todos conocemos por pertenecer a la exitosa primera generación del programa Operación Triunfo y que junto a David Bisbal, Chenoa, Geno y David Bustamente, acompañó a Rosa en Eurovisión 2002.

Desde entonces Gisela no ha parado de trabajar y de sumar éxitos a su carrera tanto como cantante como actriz. Ahora, además, es empresaria, productora y creadora de este espectáculo familiar llamado “Gisela y el Libro Mágico”.

Un espectáculo para niños, apto para mayores, divertido, ameno y bien hecho. Gisela se ha hecho un traje a medida que le sienta de maravilla. Un vestido en el que se transparenta que tiene las ideas muy claras, que ha logrado la complicidad del equipo tanto técnico como artístico y en el que hasta el último euro se ha gastado en virtud del proyecto.

A un cuento de hadas no le puede faltar la magia. El espectáculo está salpicado de efectos mágicos asesorados por Rubén Villagrand, mago de gran talento creativo. Villagrand ha hecho una acertada selección de los efectos. Como piedras de strass, la magia brilla a lo largo de la historia, una magia cuidada, ensayada y en su justa medida.

Desde aquí animo a Rubén y a Gisela a que sigan incorporando más magia a su espectáculo, primero porque la historia lo permite y después porque talento y capacidad no falta en esta maravillosa pareja.

Este musical está confeccionado con el mismo patrón de los musicales de última generación, es decir, un “concierto argumentado” (Canciones que se van hilvanando en un argumento). En este caso, las canciones, la materia prima, proceden de la factoría Disney, pues Gisela es la voz elegida para cantar las versiones españolas de las películas de Disney.

¡Qué lejos quedaron aquellas versiones que yo escuchaba de niña y que cantaba con acento sudamericano!. Aún conservo los discos de vinilo donde en cada cara había grabado un cuento musical.

Disco cuentos Disney 2 Disney disco Disco cuentos disney

En este cuento o mejor dicho, en esta fábula, Gisela representa a una joven hada llamada Gisel que tendrá que completar su formación para llegar a ser una auténtica hada. Cuando lo consiga, podrá derrotar a Nébula (Elsa Anka) la bruja que tiene cautivas a todas las hadas. gisela_pres_libro_esmiradio

Gisel tendrá que superar mil peripecias, estudiar el Libro mágico y, a pesar de contar con la ayuda del Brujo del Bosque (Carlos Gramaje), no podrá evitar su peor pesadilla y Nébula le robará la voz.

La historia llega al final feliz sin necesidad de casarse con un príncipe porque Gisela no es un hada pusilánime, sino un hada de nuestro tiempo, con las alas bien puestas y con los pies en el suelo, que puede volar y sabe soñar.

Las canciones son las verdaderas perlas de este espectáculo. Los temas de Disney, de ayer y de hoy, se van hilando en la trama y “cuajan” muy bien dentro del argumento. La obra rebosa mensajes positivos como que las apariencias engañan, la solidaridad, la protección del planeta y la importancia de la lectura, que nunca está de más recordarlo.

2014-10-19 13.Gisela 4
Gisela atendiendo al público a la salida.

Las canciones suenan tan bien que, igual que hacemos los magos cuando damos a examinar nuestro material, Gisela baja del escenario a cantar al pasillo central del patio de butacas ¡Sin trampa ni cartón!

Tampoco le falta a este musical un conjunto de bailarines y cantantes muy bien coreografiados y vestidos con mucha creatividad, que ilustran y acompañan con mucha efectividad todas las canciones. Todas no, excepto la canción final que corona este vestido de fantasía. Gisela invita al escenario a todos los niños y niñas a cantar juntos el último éxito de Disney “Fozen”. Todo un acierto.

2014-10-19 Gisela 2

Salí encantada y feliz.

¡Enhorabuena Gisela!

 

 

 

 

foto-gema-blanco-cuadrada




Gema Navarro
Coordinadora de Contenidos de LaMagia.com y dinamizadora mágica

Luís Pardo. El psichomago “Hypnos. La otra realidad” – Crónica

Sala Muntaner. Barcelona. Enero 2014.

Luis Pardo - Hypnosis

La combinación Luis Pardo e hipnosis es todo un éxito en Barcelona. Desde el 19 de septiembre 2013 Luis Pardo,  está llenando la Sala Muntaner de Barcelona ¡Enhorabuena!

El espectáculo está dedicado totalmente a la hipnosis. Hipnos es la personificación del sueño. Se le representa con alas en las sienes porque durante el sueño, la imaginación vuela sin límite. Pero además, en este estado, las barreras de la propia voluntad pueden ser derribadas por el hipnotizador y dejar al descubierto la vulnerabilidad de la mente del sujeto. Por lo tanto, el hipnotizador puede tomar el control de la voluntad, implantar ideas, curar fobias, inducir diferentes estados de ánimo e incluso físicos en el sujeto. Inquietante, por lo menos.

Pardo Entradas agotadasEn este contexto se desarrolla este espectáculo de Luís Pardo, en las diferentes experiencias que demostrarán que todo esto es posible. ¿Sólo con hipnosis? No y aquí se plantea mi dilema. Me explico. Pardo mezcla juegos de magia con lo que verdaderamente parece que es capaz de conseguirse mediante hipnosis.

Pardo apunta al inicio del espectáculo que cada uno de nosotros tenemos visones distintas de una misma realidad (de aquí el subtítulo del espectáculo, “La otra realidad”). Quiero entender que lo dice porque combinando realidad (hipnosis) y ficción (magia) se puede construir una realidad que podría llegar a ser. Y esto es lo que presenciaremos en su espectáculo: una realidad en la que los efectos mágicos son el resultado del poder de la hipnosis.

Pero como yo de hipnosis no entiendo nada, he llegado a pensar que quizás Pardo recurre a los juegos de magia para “falsear” el nivel hipnótico de los sujetos. Que quiere “representar” que induciendo un estado de trance más profundo en el sujeto,  conseguiría que se produjera el efecto de magia sin hacer la trampa. Si es así, cambia el matiz porque se hace una “representación” de algo posible.

Si sabes distinguir los juegos de magia, Pardo te invita a ver una ficción, una representación de lo que podría comportar que alguien tuviera el poder de dominar las mentes humanas. Pero la mayoría de la gente no distingue un juego de magia de lo que puede producir la hipnosis y por lo tanto, todo lo que vio el público lo sintió como verdadero y posible. ¿Qué pasaría si un espectador conociera solo un secreto? por ejemplo el de las pizarras. Creo que para él, todo perdería credibilidad, que lo metería todo en el mismo saco y el espectáculo se desmoronaría como un castillo de arena porque Pardo no coloca ningún dique de contención y sin ellos, nada se salva, todo se irá por el sumidero muy rápidamente. Creo que los límites tendrían que estar claros para todos.

El espectáculo tiene estructura, los juegos están bien justificados por un discurso coherente y su orden está estudiado pero eso no quita a que el planteamiento que hace Pardo no me convenza.

Hay que reconocer que es mérito de Pardo el que el público no detecte un juego de magia dentro del desarrollo de la experiencia hipnótica. Son juegos escogidos, sin grandes técnicas y están bien camuflados. Hasta una moneda doblada que apareció en la mano de un “espectactor” (Tamariz dixit) al abrir de nuevo el puño “coló” sin problema.

Me sorprendió la buena predisposición del público en participar de las experiencias. Fue muy distinta a la de los espectadores de otras especialidades mágicas que miran para otro lado cuando se le pide alguna comprobación o simplemente elegir una carta. Sin ningún tipo de prevención ocho o más candidatos fueron subiendo al escenario a medida que Pardo los iba eligiendo. Y más sorprendida me quedé cuando de forma inmediata, tan fácil como activar el mecanismo de un interruptor, los durmió y sus cuerpos fueron resbalando en la silla de la misma manera que se derrite un helado al sol y toda la escena quedó cubierta de cuerpos inertes. Si el espectáculo comenzó para ellos antes de la hora, no tengo ni idea.

En esta situación, empezó el repertorio de las diferentes experiencias. Parecido a un hombre orquesta, Pardo marcó el compás y supo mantener el ritmo durante todo el espectáculo. Fue realizando las diferentes pruebas, unas veces personalizadas, otras veces conducía dos pruebas de forma simultánea o sometía a la misma experiencia a más de una persona.

Creo que lo que hace Pardo es de mucho mérito ya que un espectáculo de este tipo no se puede ensayar. ¡Cada función es diferente en este tipo de espectáculos! Pero parece imposible de prever la “calidad”, por llamarle de algún modo de los candidatos para que resulte un buen show.

A lo largo de los años Luís Pardo ha consolidado un personaje y su personalidad en la escena. Es fuerte, sereno, altivo y poderoso. También ha acumulado experiencia y ha aprendido. Sabe reaccionar y actuar dentro de los parámetros de su personaje en todas las situaciones que se le presenten y como el personaje está bien cimentado y es coherente consigo mismo, lo hace creíble.

Otro puntal importante para un mentalista es la palabra, la voz, la dicción y la charla. Pardo habla bien, su manera de pronunciar las eses favorece la musicalidad hipnótica de la charla. Es directo y claro en las instrucciones. Ha estudiado el texto para evitar descripciones inútiles y tediosas repeticiones.

Luis Pardo - Hypnosis

En el mismo escenario de la Sala Muntaner conviven dos espectáculos distintos y creo que es por esto que la escenografía de Pardo la componen unos paneles laterales decorados con espirales hipnóticas a modo de patas que visten la tarima y que posiblemente sirven para ocultar la otra escenografía, una pantalla central y muchas sillas para todos los participantes en el espectáculo.

En la pantalla aparecerá un muñeco de ventriloquia que dará los avisos del inicio del espectáculo y pedirá al público que escribamos un número de cinco cifras en una tarjeta que nos facilitan en la entrada. Este juego se irá desarrollando a modo de running gag durante todo el espectáculo. Diferentes cifras elegidas se irán probando a lo largo del espectáculo hasta dar con la combinación que abrirá una caja fuerte.

Al final, la combinación no será la cifra de una única tarjeta sino la que se formará con un número de cada una de las cifras de cinco espectadores elegidos. Dentro de la caja hay una carta de ambiguo contenido dirigida al espectador que va probando las diferentes combinaciones. A pesar de eso, la destinataria que leyó la carta en voz alta esa noche, llegó a emocionarse con el contenido de la misma.

Luis Pardo - Hypnosis

La pantalla también servirá para realizar la divertida ilusión óptica de la espiral hipnótica con la nariz del vecino. Todo el resto de material escénico es blanco o es negro. La única nota de color la pone parte de un tatuaje rojo que asoma por el cuello de la camisa de Pardo y la proyección de una vela roja que presidirá la escena casi toda la función y que me recordó a una amapola, una planta hipnótica que se utiliza para aliviar la tensión mental.

Pardo fue ejecutando las demostraciones hipnóticas más clásicas: olvidar un número, el propio nombre, no poder despegar las manos de las rodillas, etc. Pero quisiera destacar una que me llamó particularmente la atención. Fue aquella en la que Pardo levantaba los brazos y las piernas de un muñeco vudú de trapo y esos mismos movimientos se transferían al sujeto de turno que veía asombrado que sus brazos y piernas se levantaban como si tuvieran vida propia. También me resultó divertido cuando le implantó a ese mismo sujeto la necesidad de ocupar la silla en la que reposaba el muñeco y cada vez que Pardo o él mismo, cambiaba el muñeco de silla, no podía reprimir unas enormes ganas de sentarse en la silla del muñeco y se cambiaba y dejaba el muñeco en otra. Volvía a producirse la misma situación una y otra vez. Y con la repetición, es inevitable, la risa.

Pero Hipnos no era el único hijo de Nix, la Noche. Tenía un hermano gemelo, Tánatos, la muerte sin violencia.

Pardo sabe que tiene que reservarse el final. Ha puesto gran parte del espectáculo en manos de los espectadores pero es muy arriesgado confiarles un final. sea cual sea. Por eso Pardo toma ahora el control absoluto. Es el momento del clímax. Ahora Pardo será el sujeto y el hipnotizador a la vez. Se auto-hipnotizará para coquetear con Tánatos, para solidarizarse con todos a los que ha sometido y que “le han hecho” el espectáculo y también, para probar su propia medicina.

Esta es la parte que esperan todos sus seguidores y creo que hace muy bien en complacerlos y mantenerla en todos sus espectáculos. Aquí Pardo aparece sin la levita y con la camisa arremangada para lucir sus conocidos tatuajes y seguramente alguno nuevo.

Pardo argumenta que cuando uno muere ya no se siente dolor. Es por esto que se auto-sugestionará para que su corazón deje de latir y en este trance, podrá andar sobre cristales sin dolor y desafiar a la muerte con una flecha que apunta a su garganta y con la que puede perder la vida en menos de tres segundos. La actuación en el momento de romper la flecha me pareció un poco histriónica pero no hay mejor final que salir victorioso de un duelo con la muerte, ¿no?

foto-gema-blanco-cuadrada

Gema Navarro es consultora mágica y coordinadora de la agenda de eventos de LaMagia.com

Antonio Díaz “La Gran Ilusión” – Crónica

Teatre Borràs, Barcelona. Diciembre 2013

Creo que en Antonio Díaz (Mago Pop) he encontrado mi polo opuesto en todo lo referente a la concepción de la Magia escénica. Ya lo constaté cuando vi “Mr. Snow” y lo confirmo al haber visto “La gran ilusión”, su último espectáculo.

antonio diaz mago pop

Los dos espectáculos son calcados, hechos con el mismo molde y la misma fórmula: pantalla central donde, en un vídeo, personajes famosos cuentan una historia. En este caso son dos grandes de la escena catalana: Josep Mª Pou i Emma Vilasau defendiendo un papel que no se cree nadie. La historia no se aguanta, ni importa ni al espectáculo ni al mago, ni sirve de hilo conductor de las ilusiones que forman el show, que no tiene nada que ver. Seguir leyendo Antonio Díaz “La Gran Ilusión” – Crónica

Mag Edgard “Déjà Vu” – Crónica

Tenía ganas de ver a Mag Edgard, solo nos conocíamos de Facebook y de referencias oídas a otros magos amigos comunes y mira por donde que estando pasando las Fiestas en Barcelona, se presentó la ocasión.

El teatro lleno ¡qué gustazo! La parte mala del asunto es que todo el aforo tenía que pasar por taquilla a canjear su reserva y la función empezó con retraso, cosa que no beneficia en nada ni al artista ni al espectáculo y mucho menos si hay muchos niños. Punto negativo para la empresa. Pero pese a la adversidad, Mag Edgard logró captarlos, superar con éxito la situación. Conectó desde su aparición.

Fue todo una sorpresa. Una grata sorpresa. Y me alegro mucho de haberle conocido. Os cuento a grandes rasgos.

edgar

En cuanto a puesta en escena, me gustó la estética, el estilo, los colores y las texturas utilizadas. Los muchos detalles, tanto artísticos como técnicos que conforman un espectáculo están estudiados y cuidados.

La escenografía, un gran telón de boca con un magnífico marco. Precioso pero esperaba que se le sacara mucho más partido, que explotara más el infinito juego que esa puerta, cortina, marco, etc… podía ofrecer.

La imagen que luce Mag Edgard es acorde con la ambientación. Además de su buen porte, sabe lucir la levita y en algún momento trajo a mi mente al fantástico personaje de Saint-Exupéry, El Principito. El conjunto se completa con una caracterización muy acertada que realza su expresividad. Comprobado, ya que yo estaba casi al final del anfiteatro.

Hay diseño de iluminación, muy efectivo, muy bien resuelto y que respeta la magia.

 En esta primera impresión ya queda claramente definido que en este espectáculo, Mag Edgard explora la Magia desde su vertiente más visual. Tener claro este u otro objetivo en la concepción de un espectáculo es lo que hará que el conjunto tenga unidad u coherencia. Dos de los principios que yo más aprecio en este difícil arte escénico.

Teatro mag edgard

Otra sorpresa, que Déja vu es un espectáculo totalmente musical y eso creo que es elevar el listón, exige un gran trabajo de expresión corporal y de interpretación. Apartarse de la tan manida magiaconloschistesdesiempre ¡qué alegría! Trabajar con música quiere decir que estás sometido al tiempo, que todo tiene que entrar en un momento determinado y que todo está coreografiado, que no hay tiempo para el error, que todo el equipo debe estar perfectamente coordinado y por si no fuera poco, que no debe notarse. ¡Ahí es ná!

En cuanto a magia, el espectáculo está basado en las grandes ilusiones que se van presentando a lo largo de una pequeña historia. Y gracias a esta historia quedan perfectamente integrados un par de personajes-ayudantes que resuelven estupendamente el trajinar de cajas y las transiciones entre número y número, momentos muy fundamentales en todo espectáculo de magia.

Me quedan cosas pero el resumen es que lo pasé muy bien. Disfruté de un buen trabajo y me dejó con muchas ganas de ver su siguiente espectáculo al que ha llamado llama “Vintage”.

Puedes ver más videos de Mag Edgard aquí:
http://www.lamagia.com/mago/656/mag-edgard/videos-de-magia

foto-gema-blanco-cuadrada
  Gema Navarro